La alergia al polen

Evitar el polen completamente es imposible. Partimos de la base que es casi invisible para el ojo humano, ya que la partícula de polen es más pequeña que un pelo de la cabeza de ancho.

Hay distintos de polen, así que el especialista nos dirá exactamente a qué somos alérgicos y cuanto daño nos hace a nuestra salud.

Cuando los niveles de polen son altos (podemos consultarlo aquí por ejemplo: http://www.uco.es/rea/pol_abierto.html ), debemos salir a la calle lo menos posible, cerrar las ventanas y poner el aire acondicionado si hace falta. El gran problema es que cuando los niveles de polen son más altos es cuando la temperatura es más agradable… por lo que no siempre es fácil quedarse en casa.

La mayoría de las plantas polinizan de 5 de la mañana a 9 de la mañana. En días de más viento el problema es mayor, porque el propio viento esparce el polen por todos sitios.

Si eres alérgico al polen y trabajas al aire libre, una buena medida es la de llevar mascarillas de protección, como la de los pintores o los médicos 🙂

Siempre tenemos que hacer caso del especialista y seguir el tratamiento si es necesario, al pie de la letra. Lo recomendable es comenzar el tratamiento antes de que comience la época de polen.

Dado la cercanía… es recomendable que visites pronto a tu especialista 🙂

You may be also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *