Suplementación Deportiva, Parte I

Este post es algo ‘especial’, ya que el tema de la suplementación en el deporte es muy extenso y da para mucho, vamos a ir haciendo varios artículos sobre el ello. Descubrimos el apasionante mundo de la nutrición deportiva e intentaremos plasmaros toda la información de la mejor manera posible para que se vayan resolviendo posibles dudas que a menudo se crean en este campo de la nutrición.

Para comenzar voy a definir un concepto básico: ayuda ergogénica. Se define como cualquier intervención realizada sobre el deportista, para mejorar su rendimiento. Este tipo de intervenciones pueden ser físicas, mecánicas, nutricionales, farmacológicas o psicológicas. Los suplementos tienen que cumplir unas normas de las que tiene que ser responsable el médico o dietista-nutricionista que las prescriba o recomiende, respetando el marco legal, que sean sustancias seguras y que sean efectivos. Un último apunte a esta pequeña introducción sobre la legislación, en España no existe una regulación sobre los suplementos deportivos ya que los enmarcan en el grupo de complementos alimenticios. Es muy importante leer el etiquetado porque a veces los controles de seguridad no son los adecuados y puede que no contenga todos los ingredientes que prometen así como las cantidades.

Como nutricionista voy a hablar de las ayudas ergogénicas nutricionales, y comenzaré por el grupo de suplementos destinados a ganar masa muscular.

Glutamina

La glutamina es un aminoácido que se puede considerar esencial en circunstancias en las que el estrés oxidativo se vea aumentado, como sobreentrenamiento o esfuerzos intensos. Este aminoácido evita que en situaciones de estrés, el músculo disminuya de tamaño y también favorece la recuperación tras un traumatismo. Estudios en humanos describen un aumento de la síntesis proteica al frenar el catabolismo o  pérdida de masa muscular, por tanto existe un aumento del músculo. Se recomienda una dosis de 50mg/kg/día con el estómago vacío. No se han descrito efectos secundarios.

Creatina

Es una sustancia que se encuentra de manera natural en los músculos y su estructura química es muy parecida a la de los aminoácidos. El organismo la puede sintetizar a partir de una serie de aminoácidos como la arginina, glicina o metionina, pero también se encuentra en alimentos de origen animal (carne, huevos, lácteos o pescados).  Normalmente es utilizada para optimizar el rendimiento deportivo y aumentar la masa muscular. Otros beneficios: disminución de la fatiga y mejora en el tiempo de recuperación

Óxido nítrico

Es un gas incoloro que está presente en los mamíferos en pequeñas cantidades, necesario para la consecución de varios procesos fisiológicos como la regulación de la presión sanguínea, implicado en transmisión neuronal, relajación de los vasos sanguíneos… Por tanto le confiere gran importancia para tener una mayor vasodilatación en el músculo y que éste se encuentre con un flujo sanguíneo adecuado. También aumenta el aporte de oxígeno a las células mejorando el rendimiento deportivo y la recuperación, se ha observado que disminuye rotura de fibras musculares. Se aconseja una dieta rica en vitaminas y antioxidantes ya que el óxido nítrico produce gran cantidad de radicales libres y acelera el envejecimiento.

HMB (Beta-Hidroxi Beta-Metil Butirato)

Es un metabolito esencial del aminoácido ramificado leucina.

Se encuentra de forma natural en alimentos de origen animal y vegetal: como el maíz y algunos pescados. El ser humano sintetiza de forma natural el HMB, pero en situaciones de ejercicio intenso, los niveles disminuyen, y la cantidad sintetizada puede no ser la adecuada y suficiente.

Su función principal es la de disminuir el catabolismo proteico, es decir evitar la pérdida de masa muscular. Se ha observado también que mejora la recuperación del deportista tras el entrenamiento y mejora el estado del sistema inmune.

Situaciones en las que se justifica su uso

  • Cuando el deportista no pueda llevar una dieta equilibrada y suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales.
  • Cuando la etapa del entrenamiento así lo exija. Esto debe ser siempre supervisado por el facultativo,el entrenador y el dietista-nutricionista que haga una valoración exhaustiva del estado físico y nutricional del individuo.
  • Y por último recalcar, que siguen siendo suplementos, aunque más específicos, nunca sustituyen una alimentación incorrecta o incompleta, ya que una buena dieta es imprescindible en este tipo de situaciones que presentan una gran demanda energética y necesidades especiales.

Estefanía Sal

Bibliografía

  • Óxido de nitrógeno (II).
  • Creatina, Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
  • Benardot D (2007). Nutrición deportiva avanzada. Madrid: Tutor.
  • Riché D (2008). 80 Preguntas y respuestas sobre la alimentación del deportista. L-Hospitalet-Barcelona: Hispano Europea

 

You may be also like